OPTICA
EUROPEA
VISION, SERVICIO Y CALIDAD
BIENVENIDOS A NUESTRA OPTICA
 
El Salvador, San Salvador (América Central)
 
Uveítis
 
 
 
La inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo que se encuentra entre la esclerótica y la retina, la cual aporta la mayor parte del suministro sanguíneo a la retina. La uveítis es una de las causas del ojo rojo. Suele acompañarse de disminución de la agudeza visual, de curso lento y progresivo y dolor. No produce secrecciones externas lo que la distingue de otras causas de ojo rojo, como la blefaritis, conjuntivitis y el chalazión. Por extensión se llama uveítis a cualquier tipo de inflamación del interior del ojo. Suele cursar con cierta intolerancia a la luz y requiere de un exhaustivo examen por parte del oftalmólogo. Puede afectar a uno o ambos ojos.
 
 
Tipos
Se suele clasificar en cuatro tipos: anterior, intermedia, posterior y panuveítica.
  • Anterior. Tambien llamada iridociclitis por afectar primordialmente al iris y cuerpo ciliar, es la más frecuente, entre el 70 y 90 por ciento de las uveítis. Es una inflamación del iris del ojo, córnea y cuerpo ciliar, provocada a veces por una enfermedad autoinmune como la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante, aunque en la mayoría de los casos su causa es desconocida. Cursa con ojo rojo, conjuntiva irritada, dolor y pérdida de visión parcial.
  • Intermedia o parsplanitis. Es la inflamación de la pars plana, área estrecha ubicada entre el iris y la coroides. Generalmente es un proceso leve que afecta a los hombres jóvenes y no se asocia a ninguna otra enfermedad. Es posible que haya una asociación con la enfermedad de Crohn y con la esclerosis múltiple. A veces se complican produciendo hemorragias o depósitos de material inflamado en la pars plana.
  • Posterior. Es la inflamación de la coroides o (coroiditis). Si se afecta también la retina se llama coriorretinitis. Puede producir pérdida de visión de intensidad variable, dependiendo del tamaño y la localización de la cicatrización. Si se afecta la parte central de la retina, denominada mácula, la visión central se deteriora.
  • Panuveítis: se ve afectada toda la úvea, es decir, los segmentos anteriores y posteriores del interior del ojo.
 
Causas
Puede estar originada por enfermedads sistémicas, toxinas, traumatismos oculares y otras causas, aunque en muchos casos se desconoce la etiología.
 
Posibles enfermedades sistémicas causantes
  • Brucelosis
  • Herpes simple
  • Herpes zóster
  • Enfermedad de Behçet
  • Sarampión
  • Rubéola
  • Enfermedad de Kawasaki
  • Enfermedad de Eales
  • Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada
  • Enfermedad de Lyme
  • Esclerosis múltiple
  • Espondilitis anquilosante
  • Leptospirosis
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Sarcoidosis
  • Sífilis
  • Sida
  • Toxocariasis
  • Toxoplasmosis
  • Tuberculosis
Síndromes enmascarados
Muy variados, entre ellos:
  • Cuerpo ocular extraño
  • Leucemia
  • Linfoma
  • Melanoma
  • Retinoblastoma
  • Retinosis pigmentaria
 
Síntomas
  • Ojo rojo
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Manchas que flotan
  • Dolor
 
Tratamiento
Se suele tratar con glucocorticoides esteroideos, de uso tópico, oral, colirios o intravascular.
 
 
Complicaciones
La uveítis, especialmente sus formas crónicas y no tratadas se ven asociadas con una alta incidencia de complicaciones que ponen en riesgo la visión, tales como:
  • Cataratas
  • Desprendimiento de retina
  • Glaucoma
  • Hemorragias intraoculares
  • Líquido en la retina (edema macular quístico)
  • Pérdida de visión.
 
Uveítis